El Ministerio de Cultura y la política cultural en Francia : excepción cultural u excepción institucional ? - Université de Montpellier Accéder directement au contenu
Article Dans Une Revue Periférica Internacional. Revista Para El Análisis De La Cultura Y El Territorio Année : 2005

El Ministerio de Cultura y la política cultural en Francia : excepción cultural u excepción institucional ?

Résumé

La política cultural francesa se considera a menudo como la expresión, planificada y racional, de un modelo de Estado centralizado enraizado en una historia singular. Tal representación hace que se dé a esta política raíces históricas muy lineares, y que se le otorgue, en el presente, una coherencia centralizadora que en realidad ya no tiene hoy. La historia de la política cultural francesa tiene su origen ciertamente en la Revolución Francesa, cuando un abad del Tercer Estado, el abad Gregorio, tuvo la idea de confiar al estado la responsabilidad, en nombre de la Nación, de proteger y de conservar el patrimonio que hasta entonces había sido propiedad de la monar quía y de la aristocracia, abriendo así su acceso a un número mayor de personas, en lugar de promover su destrucción. El traspaso a un Estado seglar de la carga de un patrimonio 11 privado 11 es, sin duda, uno de los primeros gestos del poder público en materia de cultura, incluso si esta palabra no se utilizaba en aquella época. Al fi nal del periodo revolucionario es precisamente cuando se crean los Archivos Nacio nales, la Biblioteca Nacional y el Museo Central de las Artes (Monnier 1995). Esta lógica es, por principio, opuesta a las prácticas monárquicas de apoyo personal a las artes, aunque en las últimas etapas de la monarquía se había producido el paso de una lógica puramente individual (mecenazgo) a una circunscripción del campo artístico, sobre todo mediante la superintendencia general de los Edificios del rey, Ar tes y Manufacturas, y también gracias a las Academias. El siglo XIX conocerá, en continuidad con este primer pilar de política cultural, la primera formación de una administración de las Bellas Artes, que se vinculará, casi siempre, al Ministerio del Interior, y más tarde, con el establecimiento de la República (1870) al Ministerio de la Instrucción Pública (de la Educación Nacional). Para que una intervención pública empiece a existir, ha hecho falta, por consiguien te, que se establezcan relaciones de un nuevo tipo entre cuerpos profesionales muy elitistas cuyo origen social y político se sitúa en la aristocracia francesa del Antiguo Régimen, y un régimen republicano que experimenta, durante su puesta en marcha, todos los sobresaltos del siglo XIX, los mismos que España ha conocido en un con texto en parte diferente (Bonet 1999). Serán necesarios otros episodios y otros con textos políticos y sociales para que se pase de un simple secretariado de estado pa ra las Bellas Artes y de la administración patrimonial a la idea de una política cultu ral de conjunto.
Fichier principal
Vignette du fichier
EL MINISTERIO.pdf (171.04 Ko) Télécharger le fichier
Origine : Fichiers éditeurs autorisés sur une archive ouverte

Dates et versions

hal-02488292 , version 1 (26-03-2020)

Licence

Paternité - Pas d'utilisation commerciale - Pas de modification

Identifiants

Citer

Emmanuel Négrier. El Ministerio de Cultura y la política cultural en Francia : excepción cultural u excepción institucional ?. Periférica Internacional. Revista Para El Análisis De La Cultura Y El Territorio, 2005, 6, pp.23-41. ⟨10.25267/Periferica.2005.i6.03⟩. ⟨hal-02488292⟩
47 Consultations
56 Téléchargements

Altmetric

Partager

Gmail Facebook X LinkedIn More